top of page
Buscar
  • Gastón Saint-Hubert

Personas en Forma, Equipos más Productivos




No importa el tamaño que tenga tu empresa, no hay nada que cause más daño que tener personas con bajos niveles de productividad.


El capital humano es el activo más importante de toda empresa, pero si tenés a tus empleados trabajando 8 horas al día sentado sin ningún estímulo, ni siquiera la mente más brillante se salva de padecer bajos niveles de productividad. Todo lo que lleva a que aumenten las chances de tener problemas de ansiedad y estrés, causando días de trabajo perdidos.


Para evitar esto es fundamental generar oportunidades para que las personas puedan mantenerse en forma y físicamente estimulados. Hacer del ejercicio físico algo cotidiano en la jornada de trabajo permite adaptar el hábito saludable por parte de las personas, que sean más saludables y mejoren su desempeño.


Después de todo, ¿Quién quiere tener empleados que falten a trabajar, y que cuando estén presentes, trabajen al cincuenta por ciento?


Aquí te dejamos algunas estrategias para incorporar más actividad física y mejorar la salud de tus empleados en el trabajo, siempre cuidando el desarrollo de tareas.


Ofrecé descuentos en gimnasios



Para una persona que no tiene el hábito de ejercitarse, pagar una cuota de un gimnasio puede ser algo prohibitivo, y más aún si la no es algo que comúnmente se considere en los gastos típicos mensuales. Por ello, un buen empujón puede tener convenios corporativos con gimnasios seleccionados, o si el empleado tiene un gimnasio de preferencia, ofrecerle un reembolso parcial de la cuota.


Quienes reciben reembolsos parciales de la cuota asisten más al gimnasio que quienes lo pagan por su cuenta, y cuando se ejercitan más seguido y se alimentan mejor, el estado moral mejora, la productividad aumenta y el costo de salud se reduce.


Otra cosa que debes considerar es el hecho de ofrecer alternativas de entrenamiento. No a todos nos gusta simplemente ir al gimnasio y hacer una rutina con pesas. Si la persona tiene acceso a un gimnasio, pero solo puede hacer un tipo de actividad física, se puede volver monótono y eventualmente perder la motivación de entrenarse.


Para evitar esto, es importante que busques convenio con lugares que tengan diferentes disciplinas: CrossFit, yoga, clases de tenis o artes marciales; cuantas más opciones ofrezcas, más chances de que se comprometan con el entrenamiento físico.


¿Qué hacer?


Asociate con gimnasios con alta gama de actividades y negociá convenios corporativos con cuotas más accesibles. O simplemente reembolsá parcialmente las cuotas pagadas por tus empleados en sus gimnasios de preferencia.


Ofrecé un Standing Desk



Ya hablamos de los problemas de estar todo el día pegados a la silla en el trabajo. Por eso cada vez son más las empresas que ofrecen la posibilidad de trabajar de forma activa con un escritorio Sit-Stand.


¿Por qué? Porque es la forma más efectiva de asegurarte que las personas se mantengan activas sin abandonar sus tareas. Es la forma de asegurarte que las personas se mantengan saludables, con energía y por ende, sean más productivos.


¿Qué hacer?


Presentá la idea a tus empleados y realizá una encuesta a ver quienes están interesados en adquirir uno.


Si tu presupuesto tiene un buen margen, cambiá todo el mobiliario y hacelo movible. Después de todo, quien no lo quiera usar simplemente lo puede dejar en la posición baja y funcionará como un escritorio normal, tarde o temprano se dará cuenta de los beneficios percibidos por sus colegas y lo utilizará correctamente.


Fomentá Mini-Breaks



El trabajo duro ya dejó de ser la mejor estrategia para obtener resultados. Hoy en día lo que más paga es el trabajo inteligente: Lograr hacer más en el mismo tiempo.


Si estamos durante horas haciendo una misma tarea, sin movernos del espacio de trabajo, lo único que vamos a causar es mayor fatiga y menos capacidad de resolver problemas.


Para solucionar esto, es fundamental que te tomes un breve descanso de forma


¿Qué hacer?


  • Realizá una lista en orden de prioridad de todas las tareas a realizar en el día.

  • Poné una alarma cada 25 minutos y trabajá en tu primer tarea. Si surjen distracciones u otras cosas en tu mente, escribilo en un papel para más tarde, pero no interrumpas la tarea.

  • Cuando suene la alarma tomate 5 minutos de descanso para caminar, estirar o tomar agua.

  • Repetí la secuencia pero cada 4 ciclos de 25 minutos tomate un descanso de 20 a 30 minutos.

  • Seguí hasta que termines con todas tus tarea.


Coordiná reuniones “Activas”



Si bien las reuniones son necesarias e inevitables, la forma de realizarlas puede ser algo manejable. Estar en un cuarto sentado durante horas no es nada beneficioso para la mente.


Entonces, ¿por qué mejor no tener una reunión caminando? Después de todo, al estar en movimiento, el flujo del cuerpo mejora y la mente se oxigena, algo fundamental para estimular nuevas ideas.


También, las mesas de reuniones de altura regulable se están volviendo muy populares en el mundo, ya que al estar de pie las funciones cognitivas aumentan y la creatividad se ve estimulada.


¿Qué hacer?


Cambiá las reuniones tradicionales y hacelas afuera en movimiento.

Si la reunión es de muchas personas y esto resulta algo incómodo, considerá tenerlas de pie o por lo menos cortar la reunión cada 25 minutos para estirar o caminar.


Hacé del Deporte la forma de fortalecer el vínculo.



Sabemos que el fortalecimiento de un equipo de trabajo es fundamental para que mejore la eficiencia y cooperación, y una a de las mejores formas de hacerlo es a través del deporte.

Estudios muestran que quienes realizan deporte tienen mejores habilidades sociales y ayudan a las personas introvertidas a ser más abiertas y forjar relaciones entre los participantes.


¿Qué hacer?


Ofrecé actividades de deporte grupal de forma semanal. Reservá una cancha de fútbol 5 unas veces por semana como excusa para que se reúnan los empleados en actividades extracurriculares.


Otra opción es inscribirte en un Liga Empresarial de forma que jueguen juntos todos los fines de semana.


Palabra Final


Fomentar la salud física de las personas en tu organización es fundamental para mantener óptimos niveles de productividad. Las mejores empresas siempre encuentran formas de apoyar y motivar a sus empleados a ser más saludables, ya que saben que es la forma de que las personas cumplan sus objetivos tanto personales como empresariales, y tengan agudez mental en el camino.

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page