top of page
Buscar
  • Gastón Saint-Hubert

“Trabajo Dinámico”, ¿Qué es y por qué hacerlo?



¿Alguna vez escuchaste el término “Trabajo Dinámico”?


Puede que sea lo que necesitás para mantenerte más saludable. Acá te vamos a mostrar de qué se trata y cómo lo podés incorporar para mejorar tu calidad de vida y tu trabajo.


Uno de los pilares fundamentales a la hora de crear un espacio más productivo y saludable, o lo que nosotros llamamos “Espacio Dinámico”, es adoptar una cultura de trabajo físicamente activo, o mejor dicho, de “Trabajo Dinámico”.


Hoy ya no es noticia que existe un estrecho vínculo entre sentarte mucho tiempo durante el día y tener más chances de morir tempranamente. Tampoco que trabajar de 9 a 5 en frente a una computadora es tan malo como fumar, ya que aumenta el riesgo de contraer cáncer, enfermedades cardiovasculares, Diabetes de Tipo II e incluso atrofia muscular.


Parte de esto ocurre por la falta de flujo sanguíneo y la mala postura que adopta tu cuerpo. Estar sentado en tu silla por horas presiona innecesariamente las articulaciones del cuerpo lo que trae problemas crónicos a nivel lumbar. Pero tranquilo, la solución puede ser más simple de lo que pensás.


Presentando el método de “Trabajo Dinámico”


Este movimiento de espacios de trabajos activos ya ha traspasado las barreras de la industria tecnológica. El “Trabajo Dinámico” va más allá de utilizar sillas de oficinas extravagantes, sino que tiene que ver con un cambio de estilo de vida. Acá te mostramos cómo podés empezar a ser más activo hoy mismo.


Enfoque de Arriba hacia Abajo


Crear un espacio de trabajo más activo empieza con un cambio en la política corporativa. Pero si trabajás de forma independiente, tendrías que hacer este cambio inmediatamente.

Para el resto, empiecen hablando con su jefe.


Las políticas de trabajo flexible permiten al empleado que corte los períodos estando sentado prolongadamente. Esto implica que no vas a ser sancionado por cortar tu tarea cuando tu cuerpo te dice que necesita descansar. Sin embargo, muchas veces te ves demasiado inmerso en la tarea e ignorás cualquier síntoma.


Lo que causa que tengas dolores lumbares y artritis a los veinte es la falta de consideración ergonómica en tu espacio de trabajo.


Por eso es importante que rompas con los largos períodos estando sentado de forma estática para mejorar tu capacidad de trabajar libre de dolores.


Cuanto antes empieces mejor



El Trabajo Dinámico se basa en pararte de la silla y moverte durante la jornada de trabajo. Algo que ayuda a comenzar es hacer ejercicio en la mañana, ya que prepara a tu mente y cuerpo a mantenerse activo durante el día. Si vas de la cama al trabajo, lo más seguro que tengas más pereza.


Esta actividad física temprana te mantendrá más alerta y motivado a seguir moviéndote. Otra cosa que podés hacer es incorporar mini-breaks en tu escritorio para mantener el flujo sanguíneo. Pararte, hacer lagartijas o sentadillas son algunas de las opciones.


La recomendación diaria de ejercicio es de 30 minutos por día, algo que será más fácil de cumplir teniendo 6 intervalos de 5 minutos de ejercicio (Trote, lagartijas, sentadillas, subir escaleras, etc) esparcidos en la mañana, mediodía y tarde.


Divertite haciendo Deporte



Uno de los obstáculos a la hora de cambiar tus hábitos saludables es la monotonía. Pero por suerte, existen muchas herramientas que te permitirán incorporar el hábito de Trabajo Dinámico. Una de estas formas es a través de objetivos y metas. Es la mejor forma de mantenerte motivado y ver de qué forma te está ayudando el cambio.


Existen aplicaciones móviles para medir tu nivel de actividad. Otras funcionan como incentivos a través de “juegos de fitness”, competiciones, etc. Estas aplicaciones pueden ayudarte a aprender sobre tus fortalezas y puntos débiles en tu estado de salud.


Otra forma de convertir esto en algo disfrutable es a través de actividades divertidas. Podés hacer que tu silla sea divertida, a través de pelotas de yoga que te permitirán moverte más durante el día.


Asientos elásticos y sillas inestables son algunas de las formas en que podés mantener tu abdomen activado. Los asientos dinámicos, así como los escritorios Standing Desk ya son moneda corriente en las empresas más grandes del mundo. Mantener tu mente y cuerpo estimulado te va a ayudar a romper los viejos hábitos.


El trabajo en equipo es Fundamental


Una de las mejores formas de mejorar tu nivel de actividad es fomentando un sentido de comunidad. La verdad es que los ejercicios grupales que fortalecen los vínculos deberían ser obligatorios en las empresas. Se ha demostrado que las compañías que fomentan la cultura en el espacio de trabajo tienen menos tasas de rotación de personal, sobre todo en países

europeos como Holanda.


Poner el foco en actividades de equipo positivas es parte de tener un espacio de trabajo exitoso. Fomentar el trato indiscriminado entre empleados y gerentes cultiva una sensación de dedicación y responsabilidad. Trabajo Dinámico va más allá de ser una actividad individual.


Tener objetivos de Fitness puede genera oportunidades para crear vínculos entre personas que solo interactúan entre sí cuando se saludan en la mañana. Es una oportunidad para unir lazos entre colegas que tienen los mismos problemas sedentarios. Compañeros de trabajo que quieren mejorar el mobiliario de oficina con el que trabajan, pero se sienten ignorados.

Así pueden juntar fuerza para ser escuchados y lograr su cometido.


Alternar entre el tiempo Parado y Sentado



Se llama Trabajo Dinámico porque no implica que pases de un extremo a otro, de estar 10 horas sentado a dejar de usar las sillas 100%. Si bien estar sentado prolongadamente es dañino, pasar todo el día de pie no soluciona el problema. Por ello el uso de escritorios Standing Desks es la herramienta perfecta para encontrar el balance perfecto y evitar los problemas de ambos extremos.


Pararte estáticamente no te va a ayudar a quemar muchas calorías, y va a poner presión de forma innecesaria en tus articulaciones. Por eso algunas personas han ido un paso más alá y trabajan con cintas de caminar o bicicletas incorporados en sus Standing Desks.


Corregir la Postura y la falta de actividad.


Demanda mucha tenacidad mental la aflicción del sedentarismo. Al cambiar este hábito vas a poder ver mejoras en una semana, dependiendo de hace cuánto que trabajas en tu escritorio de forma sedentaria. A diferencia de la ergonomía tradicional, que se enfoca en el posicionamiento de las partes del cuerpo, el Trabajo Dinámico fortalecerá tus músculos

abdominales.


Cuanto más fuerte sea tu abdomen, mayor soporte tendrá tu columna vertebral y sufrirás menos presión en tus articulaciones. A su vez, cuando incorporás actividad física, tu estado mental cambia, ya que promueve un balance hormonal y la química mental, especialmente en un espacio grupal.


Incorporá el Trabajo Dinámico ahora


No necesitas una silla nueva para empezar a sentarte de forma activa. Simplemente tenés que empezar a tomar pequeños cambios en tu vida laboral, y lo podés hacer hoy mismo. Si seguís los pasos mencionados en esta guía, podés dar vuelta la aguja del reloj y evitar problemas de salud a futuro.


Mantenete activo en tu camino hacia el bienestar físico y mental, infórmate sobre nuevas formas de trabajar de forma activa en blogs como este. Buscá productos que te ayuden a lograrlo e invesrtigá sobre las investigaciones en la salud.


Mantenete activo, ponete al día y tomá el puesto de conductor de tu salud.


3098 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page