top of page
Buscar
  • Gastón Saint-Hubert

Beneficios de una Clase Dinámica

"La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”

- Nelson Mandela



El estilo de vida sedentario está afectando la salud y el desempeño académico de los estudiantes.

Los recortes en presupuestos sumado a las presiones de obtener buenos resultados en pruebas estandarizadas, están causando un menosprecio a la educación física. Esto sumado a la tecnología y el exceso de consumo de TV, forman la receta perfecta para un desarrollo sedentario de los estudiantes. Incorporar actividad física de leve intensidad, como estar más tiempo de pie en clase, permite mantener a los estudiantes más activos y comprometidos con el curso.

Hoy ya existen centros educativos que promueven el movimiento físico en clase, y sus estudiantes gozan de mayor energía, más concentración al aprender y mejor colaboración entre sus pares y maestros.

Aquí te mostramos los beneficios de adoptar un estilo de enseñanza activo en vez de uno sedentario como venimos haciendo desde los inicios.


Estudiantes activos son estudiantes más Saludables.



En las últimas tres décadas la obesidad infantil se ha triplicado, y teniendo en cuenta que dos de cada tres niños son considerados de actividad física baja, la situación parece que sólo puede empeorar. Fomentar los niveles de actividad física en clase ayuda a que los estudiantes se mantengan activos, y con ello el patrón se puede romper y el problema se puede combatir.


Permanecer mucho tiempo sentado causa problemas de tipo ortopédico en los estudiantes, que van desde problemas de cuello, dolor de espalda baja y síndrome del túnel carpiano en las manos, hasta problemas de índole metabólico como diabetes de tipo II juvenil y alta presión arterial.


Estar de pie durante el día aumenta el flujo sanguíneo y ayuda a mantener el tono muscular y a regular la insulina.


Siguiendo con esto, el uso de mobiliario activo como los Standing Desks permite quemar entre un 35 y 17 por ciento más calorías y ayuda a reducir el Índice de Masa Corporal en un 5%.


Como consecuencia, los estudiantes gozan de un peso más saludable, algo que está vinculado con tener mejor autoestima y confianza, que en última instancia afecta positivamente el índice de asistencias.


Estudiantes activos gozan de Mejores Calificaciones



Hoy existe el debate sobre el impacto de la tecnología digital y el estilo de vida sedentario en el funcionamiento cognitivo de los estudiantes, la capacidad de prestar atención y la habilidad de perseverar en las tareas difíciles. Frente a este debate, la ciencia sostiene que el movimiento físico es clave.


El movimiento físico, como estar de pie, estimula la mente. De la misma forma que la actividad física tonifica los músculos, también puede fortalecer partes esenciales del cerebro que participan en el proceso de aprendizaje.


Estudios muestran una correlación positiva entre el nivel de actividad física y los resultados de las pruebas. También, la actividad física impacta las habilidades cognitivas y el comportamiento en clase, algo que deriva en una mejora en el desempeño académico.

Evitar estar sentarse en exceso e incorporar movimiento físico lleva a una mejora del 3% al 5% en las calificaciones en pruebas.



Estudiantes activos muestran mayor compromiso con la clase



Se estima que existen 6,4 millones de niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), estos solo en EE.UU. Esto lleva a que uno de los más grandes desafíos que se enfrentan los profesores es lograr mantener la concentración de sus estudiantes en clase.


El movimiento físico aumenta el oxígeno en el cerebro, lo que mejora la atención y el foco de los estudiantes. También, cuando los estudiantes tienen permitido moverse, muestran un mejor comportamiento y una mayor capacidad de creatividad.


Investigadores y maestros concuerdan en el hecho que ser más flexibles y permitir a los alumnos moverse más, reduce los incidentes de mal comportamiento, reduce las distracciones y mejora la colaboración a nivel grupal.


Para lograr un método de enseñanza más efectivo, los maestros pueden utilizar herramientas como escritorios Standing Desks, y adoptar un enfoque natural que permita que los estudiantes se muevan y liberen tensiones para manejar los síntomas del TDAH.


Palabra Final


Hoy existen centros educativos a nivel mundial que han dado los primeros pasos para mejorar la forma en que los niños y adolescentes aprenden. El estilo de vida activo debe ser algo incorporado en todo ámbito de nuestras vidas, y no reservarlo simplemente para la hora de entrenamiento en el gimnasio.


Esta iniciativa de Clases Dinámicas ha logrado sorprendentes resultados y los testigos hoy en día están difundiendo el mensaje sobre la importancia del movimiento en las escuelas que van más allá del bienestar físico.


El hecho de que lo hayamos hecho desde que tenemos memoria no significa que sea lo correcto y lo más sensato.


Solíamos iluminar nuestras casas con fuego, hasta que apareció la lamparita. Antes se creía que fumar no causaba daños en la salud, hasta que se descubrió que no hace otra cosa que matarnos.


Quizás debemos darnos cuentas que aprender de forma sedentaria no es la forma más efectiva ni saludable de hacerlo, y sea la hora de adoptar un enfoque activo a través de herramientas como los Standing Desks.



¿Ya estabas al tanto de los beneficios de la actividad física a la hora de aprender? Queremos escuchar tu opinión.

1249 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page