top of page
Buscar
  • Gastón Saint-Hubert

7 Pasos para crear un Plan de Bienestar Efectivo

Muchas veces nos vemos tan presionados por la demanda de tareas que al final terminamos priorizando el trabajo por sobre la salud. Largas horas en la oficina, no despegarnos del escritorios ni para ir al baño, excusas de no tener tiempo para realizar ejercicio, son algunas de las formas en que se manifiesta este hecho.


Sin embargo, este estilo de vida solo puede tener efectos negativos, y no solo a nivel de salud, sino también en el desempeño de nuestro trabajo. Pero por suerte, muchas empresas se están dando cuenta de esto, y cada vez invierten más en tener equipos de trabajo saludables a través de un plan de bienestar.



¿Por qué invertir en un Plan de Bienestar?


Planear y ejecutar un Plan de Bienestar puede reducir el costo de salud de tu empresa, ya que mitiga los riesgos asociados con problemas y enfermedades crónicas como el dolor de espalda, altos niveles de glucosa en la sangre o Diabetes.


Beneficios de un Programa de Bienestar


Implementar un plan de Bienestar permite que las personas que tienen un riesgo de sufrir problemas de salud, cambien sus hábitos por unos más saludables. De esta forma, el empleado se beneficia de una vida más plena y la empresa de ahorros de salud y menos días perdidos.


En general, un programa efectivo puede tener varios efectos positivos. Cada empresa es un mundo distinto, y no existe un plan que se adapte de igual manera para todos. Es así que los resultados varían entre una organización y otra.


  • Reducción en costos de Salud

  • Mayor Productividad de los empleados

  • Reducir el riesgo de compensaciones y reclamos

  • Menores tasas de Ausentismo y Mayor niveles de Compromiso


¿Cómo implementar un Plan de Beneficios de Empleados?


Primer hay que mencionar que implementar un plan de forma efectiva no tiene que ser algo costoso ni complejo. Solo se necesita saber lo que ocurre dentro de la empresa, planear y subir a todos al barco.


1 – Definí tus Objetivos



Como todo en la vida, para que un plan sea exitoso debe tener objetivos claramente definidos. Estos son algunos de los objetivos más comunes:

  • Reducir tasas de ausentismo por enfermedades

  • Minimizar la frecuencia de reclamos (para reducir la prima de seguro)

  • Establecer un presupuesto para cubrir el plan


2 – Hacé partícipe a la Gerencia



El apoyo de todo el equipo de dirección es algo clave. Desde los ejecutivos hasta supervisores, todos deben estar en la misma senda.


Para lograr esto, coordiná una fecha para que es reúnan ejecutivos y gerentes para discutir la creación de un nuevo plan de bienestar. Solicitá sugerencias sobre cómo pueden lograr mejorar la salud y bienestar de las personas en la organización.


Luego de esta reunión inicial, fijá otra reunión cerca de la fecha de implementación del plan, y luego establecé reuniones mensuales para medir el progreso y buscar mejoras del plan a ejecutar.


3 – Conocé a las personas en la organización


Luego de tener las bases del plan, tenés que realizar una encuesta anónima para todas las personas, incluyendo a la Gerencia. Podés buscar ayuda en tu empresa de aseguradora sobre posibles preguntas a realizar.


Por ejemplo:

¿Les gustaría a tus empleados participar en caminatas de 10 minutos varias veces durante el día?

¿Preferirían tener acceso a comida saludable o una cafetería dentro de la empresa?

¿Les interesa participar en clases de meditación?

¿Están dispuestos a trabajar de forma activa con un Standing Desk?


4 – Analizá los Datos



Una vez que tengas el cuestionario contestado por todos los integrantes, evaluá las respuestas recibidas para determinar el nivel de actividad de las personas, cuántos fuman, beben en exceso o tienen otros vicios.


También es necesario que consideres el interés de las personas en las actividades recomendadas y que establezcas un programa de incentivos. Esto te va a ayudar a crear los distintos componentes del programa como caminatas diarias, rutinas de ejercicios en la oficina, evaluaciones médicas anuales, etc.


5 – Implementá el Plan


El plan debe incluir programas preventivos de alimentación saludable, niveles de actividad física, control de peso y manejo de enfermedades. Por ejemplo, orientar a los empleados a que realicen consultas con sus doctores y usar aplicaciones para ver la evolución. Un estudio realizado por RAND.org determinó que el manejo de enfermedades es lo que genera el mayor retorno sobre la inversión realizada en el plan.


Una vez que hayas establecido todos los componentes, fijá una fecha de ejecución del programa y enviá recordatorios para que todos se enlisten y participen.


Una de las tácticas más efectivas para lograr compromiso de parte de ellos, es la realización de caminatas o rutinas de ejercicio en horas de trabajo. Otra opción es hacer seminarios o clases de bienestar.


6 – Incentivalos



La parte favorita de todos. Para mejorar las tasas de participación y motivar a las personas a mejorar sus hábitos, no hay nada como celebrar las pequeñas victorias. Incentivos como membresías en gimnasios, tarjetas de regalo o ofrecerles herramientas innovadoras es algo que podés hacer con las personas que se apegan al programa.


Por ejemplo, podrías ofrecer descuentos del 20% en gimnasios seleccionados para quienes logren sus objetivos de salud. Para quienes dejan de fumar podrías ofrecer descuentos en primas de seguro. También podés ofrecerles herramientas de trabajo innovadoras como un Standing Desk, ya que esto se ha demostrado que tiene un impacto positivo en la salud tanto dentro de la oficina como en sus casas.


7 – Comunicalo Efectivamente


Cualquier plan va a fallar sin una clara línea de comunicación. Si los participantes no reciben el mensaje, obviamente el programa no va a funcionar, por más bueno que sea.

Una gran estrategia es enviar recordatorios, noticias, tips y reportes para mantenerlos al tanto. Considerá usar algún software de comunicación interno gratis para comunicarte y actualizar a tu equipo de forma rápida.


Palabra Final


Estos son los puntos más importantes que no podés olvidar a la hora de crear el plan de bienestar:

  • Atacar la prevención y el manejo de enfermedades es lo que genera mayor retorno en la inversión de un programa de bienestar.

  • Asegurate que todo el equipo, desde empleados hasta Gerentes sean parte del programa y lo lleven a cabo.

  • Mantené a tu equipo motivado y sé creativo a la hora de incentivarlos: Competencias internas, membresías en gimnasios, ofrecer un Standing Desk, o descuentos en primas de seguro son algunas de las formas en que lo podés lorgar.


Al fin y al cabo, el programa será tan exitoso como los participantes quieren que sea, así que no te olvides de motivarlos y recordarles sobre la importancia de que ejecuten el plan de bienestar.


45 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page