top of page
Buscar
  • Gastón Saint-Hubert

SENTARTE EN EXCESO TE HACE DAÑO, Y HACER EJERCICIO NO ES LA SOLUCIÓN

¿Estás sentado leyendo esto? No lo vas a estar por mucho tiempo.



Científicos han profundizado sus investigaciones sobre una actividad que realizamos el 70% del día, por eso cada vez lo miran con más rechazo el hecho de estar sentados todo el día.

Uno de los estudios más grandes hasta el momento había sido en 2012, cuando expertos de la Universidad de Loghborough estudiaron 800 mil personas de diferentes lugares del mundo. En dicho estudio se halló una fuerte relación entre estar mucho tiempo sentados y padecer problemas de salud: Quienes se pasan más tiempo sentados tienen un más chances de padecer:

- Diabetes de tipo II (112% más) - Problemas cardiovasculares (147%) - Muerte temprana por cualquier causa (59%)


Niveles de colesterol altos, dolores de espalda crónicos, cáncer de colon y problemas de circulación son solo algunos de los problemas causados por estar mucho tiempo sentados.

Luego de esta investigación, se ha adoptado el término “Sitting Disease” (Enfermedad de Sentarse) para referenciar los efectos negativos que sufren las personas sedentarias, algo que ya se está convirtiendo en la norma. A pesar de esto, más allá de las típicas recomendaciones de “Subí las escaleras en vez del ascensor”, “caminá cuando hables por teléfono”, pocas soluciones han surgido.


El ejercicio físico no es la cura



Algo que menos obvio pero más preocupante, es que la Universidad de Winsconsin ha demostrado que los riesgos de permanecer mucho tiempo sentado no son contrarrestados por el ejercicio físico.


El estudio evaluó los niveles de actividad de más de 2.000 adultos con una edad promedio de 50 años. Se descubrió que pasaban, en promedio, un poco más de cinco horas al día en una silla, y por cada hora que no estaban parados, el nivel de arterias en sus vasos sanguíneos aumentaba en un 14 por ciento. Lo más alarmante es que cualquier mejora en el estado físico de las personas, debido al tiempo invertido en el gimnasio, fue anulado casi por completo al permanecer quieto durante unas horas.


El término "Active Couch Potatoe" (algo así como “Teleadicto Activo”) es otro término inventado recientemente, que describe a muchos de nosotros con trabajos de oficina: cumplimos con las pautas de ejercicio semana recomendadas pero aún pasamos largos períodos sentados, acumulando de esa forma problemas de salud. Esto plantea desafíos particularmente difíciles para las empresas. Los empleos sedentarios han aumentado en un 83% desde 1950, y el programa estatal Foresight estima que el "presentismo", definido como "la pérdida de productividad que ocurre cuando las personas están en el trabajo, pero no se sienten saludables", le cuesta a la economía del Reino Unido hasta £ 15.1 mil millones cada año.



Hace unos años las empresas hablaban de la "economía verde", en la cual priorizaban la sostenibilidad ambiental, pero hoy la supervivencia en el mundo empresarial depende de la sostenibilidad del bienestar de los empleados. Ya no es suficiente repartir membresías de descuento en gimnasios: la actividad física y la vida saludable deben incorporarse en todas las oficinas.


"Reducir la cantidad de tiempo que te sientas, incluso una o dos horas al día, podría tener un impacto significativo y positivo en tu futuro", dice la Dra. Jacquelyn Kulinski, profesora asistente de medicina cardiovascular e investigadora principal en la Universidad de Wisconsin.


Pero sin reemplazar todas nuestras sillas con cintas de correr, ¿qué más podemos hacer para salvarnos de las enfermedades causadas por el estar sentado de una manera apropiada para un entorno de trabajo?


Mejorar la calidad de vida de los empleados


Actividad física regular, alimentación saludable y mente positiva; estos son los pilares que se deben buscar a la hora de intervenir en el programa de bienestar de empleados. Después de todo, un equipo de trabajo activo y feliz de seguro resultará en beneficios empresariales. En la Universidad de Harvard se ha demostrado los programas de Beneficios de Empleados pueden generar 3 dólares por cada dólar invertido.


Algunas alternativas para mejorar la calidad de vida de las personas en tu empresa son:


Standing Desks: La demanda de este tipo de escritorios ha crecido tanto que es el beneficio de empleados número uno de los últimos 5 años en EE.UU. Puedes ver nuestro post sobre los beneficios de usar un escritorio Sit-Stand en tu espacio de trabajo.


Espacios de trabajo innovadores: Diseños de espacios abiertos, iluminados y ecológicos les darán una sensación de vitalidad a las personas. Si a esto le sumas clases de meditación o pilates a lo largo del día en conjunto con espacios de recreación podrás tener a tus empleados relajados y libres de estrés, para que puedan mejorar sus niveles de concentración al trabajar.


Rutinas de ejercicio intermitentes: Cortar el tiempo sedentario cada 30 minutos es lo que necesitamos para recargar energías y volver a trabajar con mayor foco. Establece como objetivo que las personas se pongan de pie cumplan 5 veces con la siguiente rutina: - 20 movimientos de cuello adelante y atrás (pensá en un pájaro carpintero) - 20 elevaciones de piernas (como si estuvieses pateando una pelota) - 20 Remos con un compañero (sujetando los extremos de una toalla) - 20 movimientos de brazo alternados arriba y abajo (pensá que tus brazos son los filos de una tijera)



Palabra final


No es casualidad que las empresas que califican mejor en los índices de productividad y salud son aquellas que cuentan con empleados más saludables. Después de todo, una persona que se siente mejor tendrá más energía para cumplir con sus tareas, y las va a cumplir con mayor eficiencia. De a poco las empresas se están dando cuenta que invertir en el bienestar de las personas lejos de ser un costo, es una inversión, y una muy rentable.


¿Qué hacen en tu organización para asegurarse tu bienestar y salud?

4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page