top of page
Buscar
  • Gastón Saint-Hubert

6 Estrategias Probadas (Científicamente) Para Un Home Office Más Productivo Parte I

Actualizado: 25 mar 2020



La llegada del coronavirus no nos deja otra opción que evitar estar expuestos a espacios públicos, lo que nos deja la mayor parte del tiempo en nuestras casas. Ahora tu hogar pasó de ser un lugar para relajarte y dormir a ser tu oficina, gimnasio , centro educativo y restaurante favorito.


Sabemos que trabajar en la oficina hoy no es una opción, pero tampoco lo es que tu trabajo sea de peor calidad por no tener una estrategia efectiva para trabajar en forma remota.


Te dejamos una serie de estrategias probadas científicamente que van a proteger e incluso mejorar la calidad de tu trabajo.


Acá vamos:


Traé tu Música



Aunque no lo creas, trabajar con música puede darte un empujón de foco y energía. Si bien no te recomendamos que vuelvas tu espacio de trabajo en una pista de baile, te sugerimos que pongas música de fondo cuando tengas que encarar tus tareas.


En Canadá se han realizado estudios que prueban que quienes trabajan con escuchando música logran completar sus tareas más rápido y tener mejores ideas que quienes no.

Pero no toda música sirve, ya que la música popular puede interferir con tu capacidad de comprensión y procesamiento de información.


¿Qué NO escuchar?


  • Música con letras

  • Música compleja


¿Qué escuchar?



¿Qué tan alto?


Según la Universidad de Illinois el nivel óptimo de volumen está en el medio, entorno a los 70 decibeles (pensá en el ruido de una aspiradora a 3 metros de distancia)


Limitá las opciones


Este punto no necesita un estudio que fundamente su efectividad. Si querés limitar tus malos hábitos, tenés que limitar opciones. Elegí un espacio lejos de posibles distracciones:

Tele, Cocina, Espacios comunes como el living, la puerta de entrada y cualquier lugar donde sea difícil mantener la calma.


El razonamiento es simple:


¿Querés bajar de peso? No compres galletitas

¿Querés terminar el reporte Mensual? Silenciá el celular y cerrá el mail

¿Querés tener un escritorio más ordenado? No pongas estantes (ya que te obliga a acumular papeles, usá notas digitales: Evernote o OneNote).


Lo Más Natural Posible



Hay dos aspectos que te van a trabajar mejor en tu Home Office:

Oxígeno y Luz.


Lo ideal sería convertir parte de tu jardín en una oficina. Pero siendo realistas, esto parece un poco utópico.


Lo que sí podés hacer es convertir parte de tu oficina en tu jardín. ¿Cómo?


Con buena iluminación, colocando tu escritorio cerca de una ventana o ventanal (mejor aún). El acceso a buena iluminación no solo puede mejorar tu bienestar, sino que también la calidad de tu trabajo. La luz natural y su Vitamina D te dan un shock de energía que pueden darte un motor cognitivo para ser más productivo.


Otra adición que podés hacer es incorporar plantas en tu espacio. En las oficinas se ha demostrado que tener plantas en el espacio mejora la productividad en un 15% y reduce el ausentismo un 10% (difícil que puedas estar ausente en tu Home Office, pero es una demostración de que algo bien te está haciendo).


¿Por qué sucede esto? Las plantas logran filtrar algunos químicos que liberan los muebles de tu espacio, reducen el dióxido de carbono y liberan oxígeno, fundamental para que tu cerebro piense mejor.


Algunas plantas que podés usar son: Bromelia, Potus, Lengua de suegra, Costilla de Adán, Tronco de Brasil o Anturio Rojo (no espero que las conozcas, siempre es mejor preguntarle a un experto).


Aromas


Este punto seguramente te sorprenda, ya que no somos conscientes del poder de la aromaterapia. Algunos olores y esencias estimulan partes del cerebro que trabajan sobre nuestra memoria y emociones. Estudios muestran que esto se puede aplicar a la hora de trabajar para llograr mejor foco y concentración.

Por ejemplo, el romero tiene un efecto positivo en la memoria y el foco.

El limón puede ayudarte a tener menos errores de tipeo, como se demostró en este estudio (54% menos).


Otros ejemplos:


Mobiliario Ergonómico (Preferentemente Activo)



Este es nuestra recomendación favorita. Seguramente con el trabajo remoto vas a estar más tiempo sentado que en la oficina. ¿Por qué? Porque probablemente no tengas a nadie con quien hablar (perfecta excusa para pararte del escritorio y tropezarte con alguien en el dispensador de agua), ni tampoco tengas reuniones cara a cara para lo cual inevitablemente tenés que dirigirte a la sala de reuniones.


Por eso más que nunca es fundamental que tengas una opción que te permita trabajar y mantenerte activo. Ya hemos hablado varias veces sobre los problemas de trabajar de forma sedentaria y los beneficios de usar un Standing Desk en tu espacio de trabajo.


De todas formas te hacemos un recordatorio:


  1. Previene dolores musculoesqueléticos

  2. Mejoran las funciones cognitivas y la productividad

  3. Evita enfermedades cardiovasculares

  4. Ayuda a tener más energía y concentración

  5. Quema más calorías y previene la obesidad


Recordá siempre que un cuerpo activo lleva a una mente activa.


Lo Primero, Primero


Uno de los desafíos que tenemos es que cuando nuestra y disposición están en niveles bajos, quedamos en modo automático y en la Universidad de California se encargaron de estudiar esto. Analizaron el efecto de la voluntad en el sistema de reclusos de Israel.


Analizaron 1.112 audiencias repartidas entre 8 Jueces a lo largo de 8 meses. El promedio de solicitudes de libertad que reciben son de 4 a 35 por día las cuales son bastantes intensas. En la mañana y luego de cada descanso, los reclusos tenían un 65% de chances de ser liberados y luego de cada sesión este número caía a cero.



¿Qué demuestra esto? Que cuando tenemos tareas que demandan gran foco a lo largo del día, nuestras tomas de decisiones se inclinan por la opción predeterminada. En el caso de los jueces, la decisión predeterminada es “no”. Cuando la predisposición es baja, los prisioneros quedan tras las rejas.


Si no sos cuidadoso, tus decisiones predeterminada te pueden condenar de la misma forma.

¿Cuáles son tus opciones predeterminadas? Si tu poder de voluntad es bajo, ¿vas a encarar el reporte mensual de performance o vas a agarrar tu celular para ver qué está pasando en los veinticinco grupos de Whatsapp que tenés? Creo que sabés la respuesta.


En resumen, hace lo más importante a primera hora o cuando tu poder de voluntad está a tope. Acordate: Máxima voluntad equivale a máximos resultados.


¿Te parecen útiles estas estrategias? Entonces, estate atento porque se van a venir otras seis recomendaciones para que tu Home Office sea inmune al trabajo mediocre.


¡Contanos qué estás haciendo en tu casa para trabajar mejor!

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page