top of page
Buscar
  • Gastón Saint-Hubert

5 maneras de crear un Espacio de Trabajo Dinámico

Ya no es noticia que el oficinista promedio permanece aproximadamente 6 horas al día sentado en una silla. Tampoco es noticia que esta situación trae aparejada muchos problemas de salud y desempeño en el trabajo, los cuales no pueden ser contrarrestados simplemente con algunas sesiones semanales de 30 minutos en el gimnasio.


Pero no te preocupes, esto no tiene por qué ser así para siempre. Aquí te dejamos 5 sugerencias para crear un espacio de trabajo que fomente el movimiento y la actividad, para que puedas potenciar la salud y productividad de las personas en tu organización, y puedas tener ahorros en costos de salud causados por un estilo de vida sedentario.


Ubicá las salas comunes de forma descentralizada


Puede parecer conveniente ubicar la cocina y los baños pegados a las oficinas de trabajo, pero si estás pensando rediseñar tu espacio interno, considerá realizar un cambio estratégico para fomentar la actividad física en tu organización.


En lugar de instalar las áreas comunes de forma conveniente pegado al espacio de trabajo principal, pensá en ubicarlas en los alrededores para que las personas se vean obligados a caminar más en el día.


Uno de los beneficios de tomar esta iniciativa, es el aumento de productividad que tendrán tus empleados, ya que al salir de la zona de trabajo por un tiempo, podrán cortar con el tiempo en frente a la pantalla, y les dará la posibilidad de recargar energías para volver a enfocarse en la tarea. Otra razón para hacerlo es el hecho de que las personas caminen más por las instalaciones, se facilitará la comunicación interna y el flujo de ideas.



Separá las salas de reuniones de la zona de trabajo principal


Tal como el punto anterior, esta es otra forma para crear un espacio de trabajo más saludable.


Ubicando las salas de reuniones o áreas de descanso lejos de los puestos de trabajo, obligará a las personas a trasladarse y moverse durante el día.


Comentario: No dejes que cambien la reunión presencial por una llamada o reunión virtual.


Facilita el acceso a luz natural


La iluminación natural, así como otros diseños biofílicos, pueden ayudarte a mejorar los niveles de energía en el espacio de trabajo.


La luz natural tienen un gran impacto positivo en nuestra salud y bienestar, ya que permite regular el ritmo circadiano y los patrones de sueño. Las personas que tienen ventanas en sus oficinas reciben un 173% más luz blanca mientras trabajan, lo que les permite gozar de 46 minutos más de sueño en la noche.


Si las personas duermen bien, se sentirán mejor al día siguiente y podrán trabajar con mayor concentración.



Equipate con escritorios Standing Desk


Ya debes estar al tanto que los escritorios de altura regulable dejaron de ser una moda, y ya ocupan una parte importante en el diseño de oficinas en el mundo, por el hecho de que hoy somos más conscientes de nuestra salud y de los riesgos de llevar una vida sedentaria.


Un estudio llevado a cabo en 2015 demostró que quienes trabajan de forma activa con un escritorio Sit-Stand, quemaban 87 calorías más al día, o lo que es lo mismo, 435 calorías a la semana.


Además de los beneficios a nivel físico, están los psicológicos, ya que se ha probado que esta modalidad de trabajo mejora la productividad de las personas y el estado de ánimo.


Si quieres saber cuáles son las ventajas de trabajar con un Standing Desk, te invito a que leas este post.



Mejora la Acústica


Está muy bien generar un espacio dinámico que fomente el movimiento, pero no se puede dejar de lado el hecho de que se puede tornar en un lugar muy ruidoso, y donde es difícil lograr concetrarse.


Por ello debes empezar por el suelo. Hoy en día existen superficies especializadas para optimizar la acústica del espacio, las cuales permiten absorber el sonido del pisoteo general al caminar.


Las alfombras son las que logran absorber la mayor parte del sonido, y en especial las que tienen sustento de cojín de células abiertas, ya que logran reducir un 50% el sonido con respecto a las que tienen como base una superficie rígida.


Fuente: Milliken Carpet


Palabra Final


Hace 50 años las oficinas comenzaron a diseñarse con cubículos para promover la colaboración y flexibilidad en las personas, sin embargo, hoy en día esto es un símbolo de oficina estática, y se usan para colocar la mayor cantidad de personas posibles en un mismo lugar, más que para estimular el flujo de ideas.


Las organizaciones que quieran mantenerse competitivas deben adoptar una cultura “inteligentemente arriesgada” y de experimentación continua. Buscar un espacio que les permita probar ideas nuevas, y testearlas con velocidad antes de que salgan al mercado. Para ello la mejor solución es diseñar un espacio que fomente el movimiento constante, que sea fácil de transformar, y que les brinde a las personas el equilibrio perfecto de trabajo y salud, para que puedan maximizar su productividad y los resultados organizacionales.



11 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page